4.10.12

elbarreñororojo*

Eva sumerge sus manos en el barreño de agua y jabón que hay en el patio. Empieza a llover y las pequeñas gotas otoñales se precipitan danzantes entre sus manos y el agua del recipiente.
Sus lágrimas recorren los poros de sus cara pálida hasta el vacío, justo allí donde todas ésas mareas se encuentran. Siente como sus manos pierden el control y bailan con las aguas que le regala la vida, que le regala la fuente de sí misma.
El jabón como esperma. Su óvulo sangrante... Sus miedos y dudas. La lluvia.


Aún así llora porque su soledad podría darle unas alas que no quiere, que no sabe inventar, que teme. Aún así su llanto no es con ruido y descalza, coge frío en sus varices. 
.
.
.
Eva ha dejado de lavar la ropa y se ha ido directa a la cocina. Ahora ve la lluvia rebotar en el patio y siente que todo sus esquemas comienzan a mojarse también. Se muerde los labios mientras quiere una copa de vino... Vuelve a llorar. Ahora no piensa nada. No habla de nada. No dice nada.
¿Qué va a pasar?

La lluvia se precipita sin que nada ni nadie la controle. Sus lágrimas son lluvia también.
Menuda ironía...
.
.
.
.

Ivi, mi hermosa Eva, lunar, mágica, dispar, está embarazada... Sola y embarazada. Y en si no solo guarda la vida, también tiene todo eso que no se ve y no se dice cuando todo apenas importa nada.
Y sólo quiere llorar...

No hay comentarios:

Mis mejores deseos para tí:

Que el eterno Sol te ilumine,

que el amor te rodee,
y la luz pura interior
guíe tu camino*

Soy

Mi foto
Málaga, Andalucía, Spain

Archivo

Acompañantes